Joseph Mallord William Turner (1775-1851) fue un pintor inglés especializado en paisajes.

Tras una infancia complicada a causa de la muerte temprana de su madre, Turner fue enviado a vivir con su tío materno a Brentford, un pueblo al oeste de Londres, cerca del río Támesis, y fue ahí donde comenzó su interés por la pintura.

Con tan solo 15 años de edad ingresó a la Royal Academy of Art. Su primer óleo, Fishermen at Sea, fue exhibido en 1796.

Turner es conocido como el pintor de la luz en trabajos tanto de acuarela como al óleo.

El artista, considerado uno de los fundadores de la pintura inglesa de paisajes en acuarela, viajó mucho por Europa, estudió un tiempo en el Louvre de París y capturó la esencia de esos viajes en muchas de sus creaciones.

Turner fue un pintor romántico interesado en la filosofía sublime, retrató con gran realismo el poder de la naturaleza sobre el ser humano.

Fuegos, catástrofes, hundimientos, fenómenos naturales quedaron capturados en las creaciones del inglés, Lluvia, vapor y velocidad (1844); El incendio de las Cámaras de los Lores y de los Comunes (1835); El naufragio (1842), son algunos ejemplos.

Conforme pasaron los años, el estilo de William Turner se volvió más excéntrico. Sus últimas pinturas fueron denominadas fantastic puzzles (rompecabezas fantásticos).

 

Compartir En: