Roman Vial

1833-1896

Nació en Valparaíso en 1833. Estudió en el colegio del convento de Santo Domingo y en el Colegio Municipal de la Matriz. En 1848, a los quince años, se incorporó como aprendiz de tipógrafo en La Gaceta del Comercio al mismo tiempo que realizaba sus estudios.

[La imagen representa la moda de 1850.]

A los diecisiete años de edad, en 1850, se convirtió en redactor de la crónica informativa de El Diario de Valparaíso, iniciando una larga carrera en la prensa. Pocos años después de iniciada su carrera en medios periódicos, manifestó interés por las condiciones laborales de los trabajadores de los diarios.

En 1855, junto a Isidoro Ocón, Juan Carlos Valdivieso y otros operarios, se reunió para formar la Sociedad Tipográfica de Valparaíso, sociedad de la cual fue secretario y cuyos propósitos fueron;

“formar una caja de ahorros, velar por el progreso de la tipografía, brindar socorro a los miembros imposibilitados de trabajar y ayudar a las familias de los socios fallecidos”

(Castillo Espinoza, Eduardo. “Tipografía y movimiento social”. Puño y letra: movimiento social y comunicación gráfica en Chile. Santiago de Chile: Ocho Libros, 2016, p. 25).

Participó, además, de otros grupos que se preocuparon por la asistencia social tal como el cuerpo de bomberos y la Sociedad de Instrucción Primaria de Valparaíso

(Rojas, Manuel y Canizzo, Mary. Los costumbristas chilenos. Santiago: Zig-Zag, 1957, p. 126).

En 1859, ingresó a la redacción noticiosa de El Mercurio de Valparaíso en 1827. Haciéndose cargo de la crónica diaria, en la que informó sobre acontecimientos de diversa índole ocurridos en Valparaíso.

Cumplidos 13 años de servicio, se involucró en los asuntos empresariales del periódico en el que llegó a trabajar durante 37 años, con;

“Gran influencia en diversas actividades porteñas que encontraron en él”

Según Mario Cánepa.

“Roman Vial era un promotor de las obras sociales, a un eficiente colaborador de las autoridades y a uno de los más activos divulgadores de las artes”

(“Román Vial (1833-1896)”. Gente de Teatro(Desde Camilo Henríquez a Jorge Díaz). Santiago: Arancibia Hermanos, 1969, p. 54-55).

Por su labor en el periódico conoció y trató a escritores que también fueron redactores del diario como:

El Mercurio de Valparaíso fue también la tribuna para gran parte de los relatos que recopiló en los dos volúmenes de Costumbres chilenas, editados en 1889 y 1892, respectivamente. La tardanza de tres años en la publicación de ese segundo tomo se debió a problemas con la demanda de la imprenta y también a la crisis política durante el gobierno de José Manuel Balmaceda (1840-1891.) Que derivó en la guerra civil de 1891. Producto de estos conflictos, Román Vial y otros opositores fueron perseguidos, circunstancias que plasmó en el relato “Desde mi escondite”.

En el campo de la dramaturgia, Román Vial escribió obras de un acto llamadas “juguetes cómicos” en las que, a partir de enredos mediados por el humor, retrató problemas sociales como el cohecho electoral, la integración de los inmigrantes y la irrupción de la tecnología en el hogar con la llegada del teléfono, así como obras más extensas entre las que se cuentan:

En las que abordó las tensiones sociales entre los sectores medios y la aristocracia de Valparaíso durante la segunda mitad del siglo XIX.

Posteriormente, en 1875, estrenó La mujer-hombre, drama en tres actos que problematizó, con los recursos de la dramaturgia, el lugar de subordinación de las mujeres en un orden social jerarquizado que el matrimonio consolidaba.

El interés de Vial por retratar las costumbres de la sociedad chilena no se limitó solo a la literatura y el periodismo, se manifestó también en el Almanaque nacional para 1877, volumen que forma parte de una tradición de almanaques y anuarios de larga data en Chile.

Obras Dramáticas:

Open Book
Open Book
Open Book
Open Book
“La Mujer-Hombre” – Román Vial (1875.)
Open Book
Información extraída de: http://www.memoriachilena.gob.cl
Compartir En: