Todos conocemos a Walt Disney, o al menos sabemos de él por sus películas que marcaron la infancia de muchos, pero ¿Sabían que pasó por tierras chilenas y latinoamericanas? Nada haría presagiar que el creador del ratón más famoso del mundo, motivaría a un dibujante a hacer una de las caricaturas más importantes en la historia de Chile.

En septiembre de 1941, cuatro años después del estreno de su primer largometraje Blancanieves (1937), el creador del ratón más famoso del mundo pisaba tierras chilenas en su gira por Sudamérica, donde recorrió más de 11 países, con el fin de inspirarse en sus culturas y tradiciones para su nueva película llamada “Saludos Amigos”.

Este viaje se realizó en plena Segunda Guerra Mundial, con un Estados Unidos neutral hasta la época. A pesar de que el Presidente del momento, Franklin Delano Roosevelt, no quería entrometerse en el conflicto, tampoco le parecía la idea que países de Sudamérica pudieran aliarse con los Nazis.

La persona que apoyó y organizó esta travesía fue nadie más y nadie menos que del millonario Nelson Rockefeller, quien le pidió a Walt Disney que hiciera un tour de “buena voluntad” por Sudamérica con el objetivo de influir a través de la industria cinematográfica, con especial objetivo en Argentina y Brasil, debido a que estos países se estaban acercando mucho a Alemania Nazi.

Durante ese tiempo, muchos personajes de renombre en la industria del entretenimiento como el cineasta Orson Welles, la cantante de ópera Grace Moore y el director de orquesta Leopold Stokowski, también viajaron por Latinoamérica a pedido del Gobierno de los Estados Unidos para lograr influir en el continente a través del cine y la música.

Con un vuelo bastante turbulento desde Argentina, pero con una vista a la cordillera que dejó maravillados a todos los que venían en el avión, Walt Disney llegó a Chile, donde realizó una conferencia de prensa en el Hotel Carrera y luego fue al fundo Santa Ana de Quilicura, lugar en el que bailó cueca, tocó guitarra – o más bien lo intentó-, tomó chicha, firmó autógrafos y se autodenominó “El perfecto chilean huaso”.

A pesar de adentrarse en la cultura chilena, nada dejó más impresionado a Disney y a sus dibujantes que el vuelo a través de la Cordillera de los Andes. Al estrenarse “Saludos Amigos”, Walt hizo una caricatura y un corto para cada país. El personaje que representaba a Chile era un avión llamado Pedrito, en honor al Presidente de la época, Pedro Aguirre Cerda, que tenía que volar a Argentina para entregar el correo, viviendo muchas dificultades en su travesía por el Aconcagua.

EL NACIMIENTO DE UN ICONO René Ríos Boettiger (Pepo), dibujante chileno que se reunió con Walt Disney en su estancia en Chile e incluso le hizo una caricatura para que él firmara, quedó bastante insatisfecho al ver la película “Saludos Amigos”, ya que decía que un avión no representaba para nada a su país, por lo que decidió hacer un personaje que sí mostrara su cultura y tradiciones. Así llegó a la creación de Condorito, personaje inspirado en el “cóndor” del escudo nacional.

El 6 de agosto de 1949 fue la primera aparición de la historieta en la revista Okey. Desde ahí hubo muchos cambios en la imagen del personaje y “Pepo” debido al éxito de su comic, diseñó la apariencia definitiva de Condorito en 1955 y sacó el primer libro.

Pepo y su equipo, empezaron publicando un ejemplar al año, hasta 1961, donde debido a su popularidad decidieron sacar dos ediciones anuales, uniendo a personajes como: “Yayita”, la novia de Condorito; Coné, el sobrino y Washington, su mascota.

En 1970 el cómic creado por “Pepo” comenzó a venderse en gran parte de Latinoamérica y su éxito crecía cada vez más. Llegando a tener ediciones con sus mejores momentos a lo largo de la historia, su aniversario de la historieta número 100 y su publicación en tiras cómicas en más de 90 diarios alrededor del mundo.

En julio del año 2000, a sus 88 años ya delicado de salud, René Ríos Boettiger falleció, pero él no quería que su obra se estancara, por lo que preparó a su equipo para asegurar la continuidad del cómic. En la siguiente edición se mostró a Condorito despidiéndose de “Pepo” en homenaje y comprometiéndose a seguir haciendo reír a sus fanáticos.

La revista cerró a comienzos del 2019, por lo que solo harán reediciones, pero a pesar del término de sus libros, Condorito sigue vigente. Sus cómics se venden en más de 22 países por los derechos internacionales de una subsidiaria de Evening Post Publishing Company desde 1976. Asimismo se hizo una serie animada sobre él en Cartoon Network y una película  producida por 20th Century Fox en 2017.

Condorito lleva 71 años llenando de risas a los chilenos, con un humor que lleva un registro de los hechos históricos de la contingencia nacional e internacional. Pepo logró su cometido, creó un personaje que representaba a su país. Hoy en día la historieta y el personaje pasaron de ser caricatura, a ser un ícono de nuestra cultura popular.

 

Compartir En: