A una semana de un nuevo natalicio de Violeta Parra, la artista celebra la vida y obra de su abuela con dos proyectos: el disco Gracias a Violeta, del Cuarteto Latinoamericano, con versiones doctas de sus himnos, y el espectáculo virtual Violeta Infinito, que realizará el 4 de octubre junto a su hermano Ángel. Todo esto atravesado por un contexto social que ha puesto nuevamente en el debate la figura y el legado de la intérprete de Gracias a la vida.

Por estos días, la cantante nacional Javiera Parra afina los detalles junto a su hermano Ángel de lo que será el espectáculo “Violeta Infinito”, un show virtual y gratuito que realizarán en conjunto y que se llevará a cabo el próximo domingo 4 de octubre, enmarcado en un nuevo natalicio de Violeta Parra.

Organizado por el Museo Violeta Parra, Balmaceda Arte Joven y por el Teatro Biobío, donde se realizará la cita vía streaming (18.30 horas a través de las plataformas digitales del teatro), el concierto que también festeja el Día de la Música, en honor justamente de la célebre cantautora, no es la única forma en que Javiera Parra honrará a su abuela este año.

La semana pasada llegó a plataformas digitales el disco Gracias a Violeta, del destacado Cuarteto Latinoamericano: un proyecto gestado por los ganadores del Grammy con canciones de Parra en versión docta, y para el que convocaron a la nieta de la artista, con quien grabaron este material en México en el 2017.

Sobre ambas iniciativas conversa Parra con La Tercera PM, proyectos que ensalzan el legado de la intérprete de Gracias a la Vida a 103 años de su nacimiento, y cruzado por un movimiento social que ha encontrado gran sintonía en su obra.

¿Qué nos puede decir de este concierto de celebración a Violeta Parra, que como ha sido la tónica por la pandemia tendrá que ser de manera virtual?

Es un concierto que va a celebrar el nacimiento de la Violeta, la música, hay muchas cosas que celebrar, pero en un contexto que es muy difícil para la música, para la cultura chilena, donde estamos pasando por una encrucijada muy difícil de afrontar. Está muy cargado de simbolismos también. Las canciones de la Violeta siempre han tenido mucho contenido y han servido para expresar la voz de mucha gente, de muchos pensamientos, entonces creo que es muy simbólico que sea el repertorio de la Violeta el que vamos a tocar con mi hermano en el Teatro Biobío el día 4.

“Es un formato al que nos hemos tenido que ir acostumbrando los músicos, es súper extraño para nosotros tocar sin público, como que la finalidad de los conciertos es llegar a esa comunicación directa, a esa comunión con el público, así que es un desafío súper grande, pero con mi hermano lo estamos tomando también como una manera de hacer una especie de invocación a la Violeta ese día tocando su repertorio de la manera más desnuda, sencilla posible, y con arreglos muy lindos que estamos haciendo especialmente para la ocasión, así que es un desafío bajo todo punto de vista”.

¿Qué nos puede adelantar de este espectáculo vía streaming?

Nosotros pretendemos con el Ángel incluir en el repertorio no solamente canciones de (el disco) Las últimas composiciones, sino que estamos preparando una parte de El Gavilán, una obra se podría decir casi contemporánea que tiene la Violeta, y eso es una novedad absoluta para que la gente pueda ver. Vamos a tocar una pieza que la Violeta no alcanzó casi a tocar en vivo y es bonito porque se acompañaba ella misma con su guitarra, y ahí nosotros dos tenemos que fusionarnos porque es una obra muy salvaje, por así decirlo. Así que pretendemos incluir un par de lados B de la Violeta, canciones que a nosotros nos parecen maravillosas pero que no son tan emblemáticas ni tan conocidas, y aparte incluir las canciones más emblemáticas.

“Yo creo que va a tener alrededor de una hora el repertorio, y posterior al concierto hay un conversatorio sobre la Violeta que ya lo hemos hecho con el Angelito en otros países, donde la gente nos va a hacer preguntas, desde dudas musicales hasta otras cosas que también son interesantes”.

Este 4 de octubre es también la fecha escogida para reabrir el Museo Violeta Parra después de los incendios devastadores que sufrió…

Me parece que es súper importante la presencia de ese museo tan lindo, tan querido por la gente, es un espacio tan cargado, tan telúrico por así decirlo por lo demás, por donde se encuentra ubicado. Siento que es un lugar que tiene que aprender a convivir con todo lo que ha pasado en el último tiempo. Tengo la esperanza que el museo va a lograr reconstruirse y abrirse nuevamente a la ciudadanía, tengo toda la fe que eso va a ocurrir. El museo más que nada es un lugar donde está la obra digamos visual de Violeta, las arpilleras y las pinturas, pero también es un importante centro cultural, entonces, con los pocos espacios que hay, la pérdida de ese importantísimo centro es grande para la ciudad de Santiago. Así que me parece una noticia esperanzadora.

Compartir En: