Consultas al +56 9 7621 0280 |Contacto@Dramascara.cl
  • Un soldado que parte a combatir a Perú jura dejar de beber alcohol hasta que termine la guerra.
  • Filocleón es adicto a los juicios de la corte ateniense, y pasa todo su tiempo como miembro del jurado, juzgando a los demás. A su rescate se presenta el coro, miembros del jurado como Filocleón, y como él también veteranos de las Guerras Médicas, molestos, correosos e incisivos como las avispas. La obra gira en torno a Filocleón, que significa "amigo de Cleón", y su hijo Bdelicleón "que odia a Cleón", cuyos nombres-parlantes marcan su posición ante el político ateniense Cleón de Atenas, blanco favorito de las burlas de Aristófanes. Filocleón es adicto a los juicios de la corte ateniense, y pasa todo su tiempo como miembro del jurado, juzgando a los demás. Bdelicleón quiere ayudar a su padre, así que le encierra en casa, pero Filocleón hace todo lo posible por salir de allí para ir a al juzgado. Protagoniza unos cómicos y poco exitosos intentos de fuga, incluida una parodia de la huida de Ulises de la gruta del cíclope Polifemo en el libro IX de la Odisea, empleando un burro en lugar de un carnero. A su rescate se presenta el coro, miembros del jurado como Filocleón, y como él también veteranos de las Guerras Médicas, molestos, correosos e incisivos como las avispas. Bdelicleón y sus sirvientes pelean contra las avispas, siendo la victoria para los primeros. Finalmente, todos deciden debatir el asunto y aceptar el resultado de la discusión. Las razones que esgrime Bdelicleón se imponen, haciendo ver a su padre y al coro de avispas que son el mero instrumento de los poderosos como Cleón. Con el coro derrotado, Filocleón se resigna a quedarse en casa, pero sin renunciar a su papel como juez.
  • Es sin duda el gigante de la comedia griega antigua... Como otras obras de Aristófanes, es un alegato antibelicista que ataca despiadadamente a los partidarios de continuar el conflicto contra Esparta, que se había iniciado en el 431 A.C. A pesar de tratar un tema tan serio, Aristófanes le imprime a su obra un particular carácter festivo y hedonista, que también demuestra lo lejana que aún estaba la derrota definitiva del pueblo ático.
  • Pluto, el dios del dinero, va cantando ciego por las calles. Está triste porque no sabe a quién se da. Quisiera repartirse con justicia entre toda la gente honesta, es la historia de una utopía, del sueño del reparto justo de la riqueza, del dinero. La obra está protagonizada por Cremilo, un anciano ciudadano ateniense, y su esclavo Cario. Está preocupado por ello y pide consejo a un oráculo. La obra comienza justo después de haber recibido el consejo de seguir al primer hombre con el que se encuentre y convencerle de que le acompañe a su casa. Este hombre resulta ser el dios Pluto. La primera parte de la obra examina cómo la riqueza no es repartida entre los virtuosos, ni necesariamente entre los no virtuosos, sino que distribuida aleatoriamente. Cremilo está convencido de que si se restituyera la vista a Pluto, estos errores podrían rectificarse y el mundo sería un lugar mejor. La segunda parte presenta a la diosa Penia personificación de la Pobreza y Necesidad, quien refuta el razonamiento de Cremilo de que es mejor ser rico, argumentando que sin pobreza no habría esclavos pues todos ellos podrían comprar su libertad, ni tampoco comidas o bienes lujosos pues nadie trabajaría si todos fueran ricos. Finalmente, se muestra a Pluto con su vista sanada, da riquezas a algunos y se las quita a los que ve que no son virtuosos. Esto hace que surjan comentarios rencorosos y clamores de injusticia por parte de los que han perdido sus riquezas. La obra se habría representado ante los dirigentes atenienses de la época. Casi todos ellos habrían sido ricos, y muchos no habrían sido virtuosos. Aristófanes guarda deliberadamente para ellos sus más mordaces ataques.
  • Bassanio, un veneciano que pertenece a la nobleza pero es pobre, le pide a su mejor amigo, Antonio, un rico mercader, que le preste 3000 ducados que le permitan enamorar a la rica heredera Porcia. Antonio, que tiene todo su dinero empleado en sus barcos en el extranjero, decide pedirle prestada la suma a Shylock, un usurero judío. Shylock acepta prestar el dinero con la condición de que, si la suma no es devuelta en la fecha indicada, Antonio tendrá que dar una libra de su propia carne de la parte del cuerpo que Shylock dispusiera. Por voluntad de su padre, Porcia debe casarse con aquel pretendiente que escoja de entre tres cofres, uno de oro, otro de plata y un tercero de plomo, aquel que contenga el retrato de ella. Bassanio elige el tercero, que es el correcto y se compromete con Porcia. Ella le da un anillo como muestra de amor, y le hace prometer a Bassanio que no se lo quitará. Lo mismo hace Nerissa, criada de Porcia, con Graciano, un amigo de Bassanio. Los barcos de Antonio se hunden y la deuda no se paga. Shylock reclama su libra de carne, y exige que sea de la parte más próxima al corazón. Tal situación desemboca en un juicio presidido por el Dux de Venecia, al que asisten Porcia disfrazada de abogado y Nerissa de ayudante. Porcia da la razón a Shylock y admite que este, por ley, puede cobrarse la libra de carne. Sin embargo sólo puede ser carne, y por lo tanto no puede derramar ni una sola gota de sangre. Shylock desiste de su reclamo, y pide luego el doble de lo que le debían, pero le dicen que si no accede al cumplimiento del contrato se iría preso, salvo que done todas sus riquezas. Así, el dux le quita sus riquezas, y le da la mitad a Antonio y la mitad al estado. Antonio dice que le perdona su parte si se convierte al cristianismo y le da sus propiedades a su hija Jessica, que Shylock ha desheredado por haberse fugado y casado con Lorenzo, un cristiano. El abogado y su ayudante les piden como muestra de gratitud a Bassanio y a Graciano el anillo que llevan puesto. Ellos al principio se niegan, pero terminan por entregárselo. Cuando llegan a Belmont, casa de Porcia, ambos aparecen sin el anillo, por lo que son recriminados; pero al final Porcia y Nerissa les muestran los anillos y confiesan la verdad. Además, Porcia informa a Antonio que tres de sus barcos han vuelto sanos y salvos.
  • Tal vez la más compleja creación teatral de Lorca, sólo estrenada recientemente desde que se escribiera entre 1929 y 1930, supone la cima del Lorca introvertido y complejo, y una de las principales creaciones del teatro español anterior a 1936. “¡Hay que destruir el teatro o vivir en el teatro!”, exclama Lorca en esta obra, con la que aspiraba a iniciar un nuevo camino. Y de eso precisamente habla: del valor para romper con el pasado, con las inercias, la tradición, la represión -tanto en plano artístico como en el afectivo- y emprender aquello que uno realmente desea. El público habla del teatro y habla del deseo, a través de un juego de máscaras, en el que se superponen ficción y realidad, en el que las identidades se encuentran en continua metamorfosis, persiguiendo sin cesar la Autenticidad, la Honestidad y la Libertad.
  • Un matrimonio por conveniencia y la lucha de una mujer entre su realidad y sus verdaderos deseos, intenta dejar en evidencia cómo el ser humano se debate entre aquello que le presenta el destino y lo que él desea íntimamente desde lo más profundo de su alma. El Niño habla con la zapatera y le cuenta que su marido se ha ido por culpa de todo lo que dicen de ella en el pueblo. La zapatera tiene que salir adelante trabajando en la taberna. El alcalde del pueblo sigue malmetiendo y hablando con sorna de la zapatera.  Este personaje ha estado casado cuatro veces y le echa piropos y proposiciones a la joven. El niño es con la única persona del pueblo con quien se lleva bien la zapatera, como ella no puede tener hijos propios, le trata como si fuera hijo suyo y ambos se quieren. Pasa el tiempo y un día aparece en el pueblo un titiritero contando historias y entreteniendo a las gentes. Este personaje es el marido disfrazado que al hablar con la zapatera se da cuenta de que le quiere y le echa de menos. Mientras tanto en la plaza del pueblo se pelean dos hombres y todas las vecinas dicen que es por culpa de la zapatera. Estos Mozos quedan heridos por una navaja y todas las voces acusan a la mujer del zapatero de la grave pelea. El zapatero haciéndose pasar por titiritero extranjero, descubre lo mucho que quiere a su mujer. Le pide perdón por haberla abandonado, y se reconcilian.
  • Es el precursor y máximo exponente de lo que suele conocerse como "Meta-Teatro", que significa; teatro dentro del teatro. En esta obra, Pirandello propone una situación muy particular dentro del propio argumento de la pieza teatral: El director de la obra, el Dr Hinkfuss, llama a los actores a improvisar, es decir a tomar el texto original tan sólo como una simple guía a partir de la cual se desarrolla la “verdadera” obra, producto de su propia imaginación. El Dr Hinkfuss, sostiene que el texto original, como toda obra ya escrita, ósea, conclusa representa una construcción inerte, la cual sólo recobra vida al ser actuada y reinterpretada por alguien. Con esta obra, Pirandello lleva al extremo la idea del metateatro. Una vez más, el teatro sobrepasa la frontera del escenario, y se cuela en la propia vida. O, más bien, es la vida la que sube al escenario en una improvisación ajena a los actores y al papel que representan. Sin embargo, todo está planeado, escrito por Pirandello. Entonces, ¿Es real la improvisación? Los actores, se resisten inicialmente a ponerla en práctica, más luego de superar sus convencionalismos, logran desarrollar una improvisada y exitosa representación.
  • La relación entre Perrella Assunta y su esposo, El Capitán De Mar, es prácticamente inexistente. Él llega a casa dos veces al año y ella; en su ausencia, mantiene una relación amorosa con el profesor Pauline.

    Al enterarse que está embarazada del profesor, trata de seducir a su marido para ocultar así la paternidad del niño.

  • La obra trata el tema de la verdad, el contraste entre realidad y apariencia, entre verdadero y falso. Pirandello pone en crisis la idea de una realidad objetiva que pueda interpretarse de modo unívoco mediante los instrumentos de la racionalidad. La historia transcurre en una provincia italiana. El pueblo está revolucionado por la llegada de tres nuevos habitantes; la anciana doña Frola, su hija y su yerno, el señor Ponza. El trío esconde un misterio. La esposa del señor Ponza vive encerrada en su habitación, en la parte más alta de su casa. El único contacto con su madre son las cartas que se escriben diariamente y los breves diálogos que sostiene con ella desde la ventana. Los vecinos están indignados, no entienden por qué la mujer no sale a la calle. Ponza dice que la anciana está loca, que en realidad la que vive encerrada no es su hija, sino que ésta ha muerto y él se casó con otra. Frola dice que el loco es Ponza, que no reconoce a su primera esposa y cree que se ha casado por segunda vez, cuando en realidad es la misma mujer de siempre. Ambos construyeron una ilusión para proteger al otro y a la vez sostener sus propias vidas. Para preservar esa ilusión, la señora Ponza no debe salir nunca a la calle.
  • Narra la historia de la hija del un Dios Hindú Indra, que baja entusiasta a la Tierra para observar cómo viven los seres humanos, pero enfrenta la cruda realidad. Es una crítica hacia la forma de vivir de la sociedad, una oportunidad de ver la vida desde otra perspectiva, tratando de mostrar lo ridículo e injusto.

Title

Go to Top