Aurelio Diaz Meza

1879 – 1933

Cronista, periodista y autor dramático, nació en la ciudad de Talca el 13 de abril de 1879 y murió en Santiago el 19 de junio de 1933. Se inició como periodista en 1895 trabajando en el diario La Libertad de Talca y en 1899 se trasladó a Santiago, donde trabajó como reportero de El Chileno, bajo la dirección de Enrique Delpiano.

En capital colaboró en periódicos como El Porvenir, La Nueva República y fue redactor de La Tarde. Cuando cerró este último diario, Aurelio Díaz ingresó a la redacción de El Imparcial y, por uno, se hizo cargo de la dirección de El Mercurio de Lebu, en Valdivia. A fines de 1906 comenzó su trabajo en El Diario Ilustrado de Santiago, del cual llegó a ser director en 1914. Fue asimismo director de la revista Sucesos y en 1917 se incorporó a la redacción de las sesiones del Senado de Chile. Gracias a su relación con el Padre Sigifredo de Frauenhãusl, de la Orden Capuchina que ya estaba entonces a cargo de la evangelización de la región de la Araucanía, Aurelio Díaz pudo estar presente en el parlamento de CozCoz del día 18 de enero del año 1907.

En la Araucanía, su relato del último parlamento entre el gobierno de Chile y los lonkos mapuches de la zona de Panguipulli y de otros venidos de lejos, tiene una actualidad y un valor testimonial inestimable y fue publicado por primera vez en 1907 por la imprenta de El Diario Ilustrado. Acompañando al sacerdote capuchino viajaron Aurelio Díaz y el también periodista Oluf Erlandsen, del diario El Correo de Valdivia. En 1915 Aurelio Díaz inició un nuevo trabajo como periodista en los diarios El Mercurio y Las Ultimas Noticias y mantuvo su interés en diversas actividades literarias y cronísticas. En este último periódico hizo popular el seudónimo de “Fray Melchor”. En el ámbito de la difusión histórica, su obra más conocida es, sin duda, la serie de crónicas y relatos históricos y novelescos reunidos en siete tomos bajo el título Leyendas y Episodios Chilenos, Esta obra, publicada por la editorial Nascimento en la década de los 30, y reeditada como antología por Alfonso Calderón en 1975, apareció originalmente, con prólogo del historiador José Toribio Medina, en las series denominadas:

  • Crónicas de la Conquista (1925.),
  • En Plena Colonia (1926.),
  • El Advenimiento de Portales (1932.) y, como ediciones póstumas,
  • La Quintrala y su época (1933.)
  • Patria Vieja y Patria Nueva (1938).

En Los Tiempos, y bajo el seudónimo de Sancho Garcés, publicó además una serie de breves crónicas coloniales tituladas “Del Tiempo Antiguo Puede afirmarse que varias generaciones de chilenos pudieron acercarse a su propia historia gracias a la amenidad de estos relatos.

Obras Dramáticas:

“Rucacahuiñ” – Aurelio Diaz Meza (1912.)
  • Mozos diablos (1909.)
  • Bajo la selva (1913.)
  • Damas de moda (1914.)
  • El Tío Ramiro (1915.)
  • Amorcillos (1916.)
  • Martes, jueves y sábado (1916.)
  • Flores del campo (1917.)
ANTOLOGÍA: UN SIGLO DE DRAMATURGIA CHILENA 1910-2010
RUCACAHUIÑY EL TEMA MAPUCHE EN LA OBRA DE AURELIO DÍAZ MEZA - 
María Eugenia Góngora Díaz - Profesora de Literatura, Universidad de Chile.
Compartir En: